lunes, 24 de noviembre de 2014

Clarins Instant Concealer

He de reconocer que antes de probar el Instant Concealer de Clarins me movía más en el rango de los correctores low-cost (Maybelline, Rimmel, Bourjois, Collection 2000, KIKO, etc.). Gran error el mío! Después de probar éste, no volvería a los de antes.


Suelo tener la ojera marcada, especialmente entre semana que descanso menos, pero al mismo tiempo no me gusta cargar demasiado la zona porque me veo un resultado poco natural. Algunos tutoriales para ojeras marcadas recomiendan utilizar varias capas para conseguir neutralizar el color; por ejemplo un toque naranja, después un corrector normal y luego polvos para fijar. Yo por ejemplo nunca utilizo polvos sobre el corrector, ya que me veo la zona demasiado recargada. También es cierto que tengo la suerte de que no se me suele cuartear y no lo veo necesario. 

Así que lo que busco en un corrector es que me cubra bastante utilizando un solo producto, que me aguante todo el día y que el resultado sea lo más natural posible. Es lo que buscamos todas, ¿no?


Este corrector de Clarins es fluido y tiene una cobertura media-alta. Contiene Aloe Vera, cafeína y activos que ayudan a reflejar la luz.

Lo que más me gusta es que no sólo tapa bastante bien la ojera, sino que la zona queda iluminada, aportando un efecto de buena cara instantáneo. También funciona de maravilla para cubrir imperfecciones y la duración es bastante buena.


El punto negativo es el envase. No sé cuál es el envase perfecto para un corrector, porque los de tipo gloss tampoco me convencen, pero el problema con éste es que si lo dejas de pie sale demasiado producto y se acaba manchando todo. 

Llevo un par de meses utilizándolo y de momento no me cambio. En cuanto a precio, creo que me costo unos 22 € y trae 15 ml. Dura muchísimo!!

¿Cuáles son vuestros correctores favoritos? ¿Habéis probado éste?  

domingo, 9 de noviembre de 2014

Green People Vitamin Mask

Hay días en que por cansancio, por falta de sueño, por agotamiento, por lo que sea, nuestra piel está más apagada de lo normal, con falta de vitalidad.
 
Es en estos días “duros” cuando me gusta utilizar esta mascarilla de Green People, la Vitamin Mask Anti-ageing.  

Antes nunca utilizaba mascarillas, pero el año pasado decidí invertir en unas cuantas e ir tratando de incorporarlas a mi rutina, y la verdad es que estoy encantada. A veces no encuentro el momento, pero al menos una vez por semana intento sacar unos minutillos de donde sea para este "extra" de cuidados y mimos para mi piel.

Esta mascarilla en concreto es un cóctel de vitaminas, minerales y nutrientes que ayudan a revitalizar la piel y devolverle un aspecto saludable.

 
Contiene, entre otros ingredientes, mandarina, aguacate, aceite de oliva, jojoba, manteca de karité, y está libre de parabenos, fragancias y colorantes artificiales, derivados del petróleo, ftalatos, etc. En total, un 92,42% de su composición es de origen natural.
 
En principio está indicada para pieles secas o cansadas. Aunque mi piel es mixta/grasa, no se trata de un producto que utilice regularmente (como otras que utilizo al menos una vez por semana), sino que sólo la uso esporádicamente, cuando realmente veo que mi piel necesita un plus.
 

La textura es muy cremosa y agradable, parece más una crema que una mascarilla. Tiene un ligero color amarillo verdoso y es tan suave y ligera que hasta te puedes olvidar de que te la has puesto.
 



Tras 15-20 minutos, se retira con agua tibia y el resultado es una piel extra suave, saludable, radiante.

El envase es completamente hermético y con dosificador, por lo que no hay riesgo de que los componentes se deterioren o se contaminen.
Trae 50 ml y su precio está sobre los 18 €, según el lugar de compra.

¿Conocéis la marca Green People? ¿Habéis probado alguno de sus productos?  ¿Soléis utilizar mascarillas?